Estoy embarazada (¿¿¡¡???!!!)

¿Y porqué tanto simbolito en el título? Si ya has sido mamá, no necesitas leer el siguiente párrafo, si has sido o vas a ser papá, recomiendo que te lo leas (XD). Quizás para comprender lo que va a suceder, lo que está sucediendo, o lo que sucedió.

Cuando una mujer descubre que está embarazada, le invaden muchísimos sentimientos por dentro, y si a eso le añadimos que hay tantas situaciones y maneras de ser como mujeres existen, pues la reacción puede ser muy variada. Por eso pienso que lo mejor es que os explique lo que yo viví y que vosotros mismos hagáis un ejercicio de empatía con vuestra pareja, ayudados con ésta experiencia.

Sentí MIEDO – Sí sí, en el post Mi pequeña padawana, os decía que siempre deseé ser madre, pero, eso no quita que apareciera éste sentimiento, fruto de la inseguridad que se siente al entrar en esa nueva dimensión de la vida.

Sentí INSEGURIDAD – Todos sabemos como se hacen pero, ¿ Y ahora que? El desconocimiento de lo que se avecina es el culpable total de éste sentimiento.

Sentí DUDAS – Ésta sensación quizás sea una de las que menos compartimos con los demás. Pues SÍ, SI se pueden sentir dudas, SI es lógico sentirlas, no hay que avergonzarse y es muy bueno compartirlas con quién sepáis que podéis conversar sin sentiros juzgadas. Estamos ante uno de los mayores cambios que va a sufrir nuestra vida, es absolutamente normal que la suma de los sentimientos anteriores (miedo e inseguridad), nos hagan sentir dudas. Tranquilas, a medida que pasan los días, éstas dudas se van disipando. Cuando vas viendo como todo se va haciendo realidad, cuando todo se va “normalizando”.

Sentí CURIOSIDAD – ¿Como será mi bebé? ¿Será niño? ¿Será niña?

Sentí IMPACIENCIA – Éste sentimiento quizás va más con la persona. Yo soy impaciente hasta para comprar el pan en el mercado. Fue un momento tan feliz cuando supimos que estábamos embarazados que sentía la necesidad de gritarlo a los cuatro vientos, de compartirlo con mi entorno más cercano, e incluso de decirlo en el trabajo.

Sentí AMOR – Como os comentaba, el saber que estaba embarazada, me hizo la mujer más dichosa, bendecida y feliz del mundo. Estaba llena de amor. Las miradas cómplices con mi compañero estaban llenas de amor. Fue una época mágica, disfrutadla, no la dejéis escapar, exprimidla hasta la última gota.

Sentí SATISFACCIÓN – Estaba en camino de cumplir el sueño de mi vida, ¿Como no sentirme satisfecha? Iba a ser mamá… ¡MAMÁ!

Sentí SOBRE PROTECCIÓN – Tanto de mi entorno hacia mí, como de mí hacia mi barriga, aunque todavía no se hiciera notar. Recuerdo esos momentos en los que entraba en el metro de Barcelona, a las 8 de la mañana aproximadamente. ¿Os podéis imaginar no? Todo abarrotado de gente que iba, como yo, a su lugar de trabajo, pero yo ya no iba sola. Alguien muy especial iba conmigo, y os juro que habría arañado (como mínimo) a cualquiera que se le hubiera ocurrido poner en peligro mi barriga. Era una sensación totalmente de mamá “leona”.

Cocktel explosivo ¿Verdad? Os pido, desde aquí, mi humilde blog, a parejas de futuras mamás, apoyadlas, hacedles sentir vuestro cariño, comprendedlas, observad sus comportamientos e incluso, adelantaos a sus necesidades si es posible. En resumen, intentad empatizar con ellas, sé que es muy complicado pero momentos como éste requieren de ese gran esfuerzo.

Un abrazo y os deseo muchos momentos felices!

IMG_7406

 

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s