Mamamíferas

Y llega ese gran momento en el que ese pequeño garbancito está creciendo en tu vientre. Esa maravillosa luz interior se despierta, hay vida en tí. En tu cuerpo y en tu alma. Se alimenta de tí, respira en tí, siente en tí, vive con, de, por y para tí. Nunca jamás amarás a alguien de esa forma tan pura como se ama a un hijo desde que conoces su existencia. Te embarga la emoción de tal manera que hay momentos en los que no eres dueña de tus sentimientos, simplemente afloran, salen de tí sin control alguno.
Pasan los días, las semanas y los meses y vas pensando en todos los aspectos que en el futuro habrás de afrontar. Y uno de ellos, el principal, es la alimentación de tu hijo.
He podido hablar con muchas futuras y recientes mamás sobre el tema y no me deja de sorprender la forma en la que se plantea, ya que, es algo que no debería ser objeto de dudas ni de cuestiones. Es algo natural, estamos programadas para ello como mamíferas que somos (excepto casos puntuales y específicos: Hipogalactia o baja producción de leche materna. La misma raíz de la palabra lo dice, “mamíferas” “amamantar”, “mamar”, MAMÁ.
¿Porqué hay mamás que se plantean si podrán o no podrán? ¿Porqué hay mamás que dudan de su capacidad? Está claro que nuestros conocimentos se basan en lo que hemos vivido, lo que nos han explicado, y seguro que a nuestro alrededor tenemos varios casos en los que la mamá en cuestión no “pudo”. Pero, ¿De verdad será que la mamá no pudo? Vamos a analizarlo.
Como norma general, aunque generalizar en éstos casos no es lo adecuado ya que cada parto, mamá y bebé es único, me he encontrado con varias situaciones, siempre hablando de partos a término.

En el primer caso, un parto no respetado en el que separan injustificadamente a mamá y bebé durante esas primeras horas tan vitales en las que el bebé naturalmente nos puede demostrar la capacidad (autónoma aunque no lo creamos: Vídeo agarre espontáneo RN) de buscar el pecho de su mamá, con paciencia, amor y tiempo. Esos momentos en los que el bebé necesita absolutamente a su madre, su piel, su calor humano y el latido de su corazón cerquita. El piel con piel que tanto se escucha y que no es nada más que el procedimiento natural de cualquier mamífero. Me indigno cuando leo o escucho que en tal o cual hospital “hacen el piel con piel” o cuando te preguntan en el plan de parto si quieres hacerlo o no, cuando algo así no debería ser “pasto de marketing”, ni debería ser tratado como algo innovador. Es un derecho adquirido por ese bebé. Como no, primer caso de interferencia humana en el procedimiento natural de un mamífero.

El segundo caso que suelo escuchar es que después del parto, el bebé ha perdido peso (No más del 10%) y se le dice a la mamá que como no tiene leche, van a proceder a darle un biberón al bebé, tratando el proceso de subida de la leche como si fuéramos fórmulas matemáticas. Con ésto quiero decir que no todas las mujeres van a seguir las mismas pautas. Lo natural no tiene dueño. Cualquier mujer, una vez su placenta sale de su interior, independientemente del tipo de parto, va a producir leche en los dias próximos (podemos tardar hasta 5 días). Mientras tanto, ese bebé tiene a su disposición el preciado calostro. Tiene el estómago tan chiquitito que no necesita nada más que eso.
El biberón que se le ha administrado al bebé interfiere, y de qué forma, en el camino que la madre naturaleza nos tiene preparados. Para más info: Como superar dificultades.

En tercer lugar, una mamá en el hospital está siendo asesorada sobre ello por la matrona. Se le dice que el agarre es bueno y que si le duele es que es normal que duela hasta que el pezón se acostumbre. Por favor, mamás del mundo, la lactancia no debe de doler, y si fuera el caso, es indicación directa de que algo no está funcionando como debiera. Un mal agarre provocado por frenillo del bebé, por mentón retraido o simplemente por una mala colocación, pueden ser los causantes de ese dolor que probablemente, si no es corregido, provoque una vez mas con una lactancia fracasada.

En cuarto lugar, los bebés pasan por una serie de crisis de lactancia durante sus primeros meses de vida. El bebé se desespera, se estira quejicoso, demanda pecho cada poco tiempo. Ese bebé está haciendo su trabajo natural, que simplemente se trata de demandar más para que la mamá produzca más y complazca las necesidades de crecimiento tan variables del principio. Solo la paciencia en esos momentos puede ayudaros, la paciencia y el amor. Os dejo aquí información especializada sobre el tema para quién pueda necesitarla: Crisis o brotes de crecimiento

Por último, existen dificultades durante la lactancia que podrían aparecer en cualquier momento (Obstrucciones, mastitis, abcesos), para ello nos sirve estar bien informadas y saber donde es correcto acudir en caso de necesidad. Hoy en día existen varios grupos de asesoramiento formado por mujeres que, de forma altruista y con una formación correcta sobre el tema, nos ayudarán a superar esos obstáculos que nos pareceran insuperables pero que no lo son, de verdad. En mi caso el grupo en el que me apoye es en el de ALBA, al que envío desde aquí mi más sincera enhorabuena por la labor que realizan y las gracias por la ayuda recibida en su momento. También podéis hacer vuestras consultas al equipo de asesoras de lactancia o de madres expertas en su grupo de facebook: Consultas ALBA Lactancia

Para buscar grupos de apoyo cerca de vuestra localidad podéis acceder a La Liga de la Leche

Solo me queda añadir que muchísimos ánimos a todas esas mamamíferas, que tienen un largo camino de aprendizaje por delante. Es duro, sí, la inexperiencia juega un papel negativo en éste sentido pero, una servidora, que ha pasado por esos inicios y que sigue en ello (y que dure!), os dice que todo se supera, que SÍ se puede llegar a disfrutar.

Un abrazo y ¡os deseo muchos momentos felices!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s